Insatisfacció Afectiva – “Nunca es suficiente”

 

Tanto como requerimos de los alimentos para crecer y mantenernos saludables, necesitamos del afecto. Su carencia provoca diversos trastornos en el desarrollo y funcionamiento de la personalidad, con el consiguiente malestar emocional acompañante. Las personas por lo general quedan en un estado carencial tal, que frecuentemente se ven inundados por sentimientos de soledad y desamparo.

Como planteara Karen Horney: “una ansiedad básica acompañada por el sentimiento de encontrarse solo y desamparado en el mundo”. Esta insatisfacción afectiva básica, se convierte en la fuente de futuros trastornos de la personalidad y en muchos sujetos genera una hipersensibilidad ante cualquier muestra de desaprobación o inatención, lo que consideran como un rechazo, sin importar si su percepción de los hechos es real o imaginada. La insatisfacción afectiva constituye una exigencia constante y menosprecio afectivo hacia el otro.

 Las estrategias que estos sujetos suelen utilizar pueden  ser diversas, aunque podemos enmarcarlas, principalmente, en las siguientes:

  •  Mostrarse en extremo demandante de la atención y de las muestras de afecto de las otras personas, y responder de manera agresiva o con enfado cuando estas expectativas resultan frustradas.
  • Mostrarse en extremo solicito en relación con las necesidades y demandas de los demás, y esperar por ello recibir, en compensación, la atención y el afecto deseado.
  • Mostrarse indiferente, distante, tratando con esto de ocultar a toda costa sus carencia afectivas y de protegerse de la frustración y posibles heridas afectivas.

 Los sujetos que presentan esta carencia sufren de un “hambre crónica, insaciable de afecto”, lo que hace que por muchas atenciones y afectos que se les ofrezcan nunca llegan a estar satisfechos del todo. Lo anterior explica cómo, a pesar de las aparentes diferencias en cuanto a los patrones o estrategias de afrontamiento a la carencia afectiva y la búsqueda de su satisfacción, en todos los casos los resultados son los mismos: la frustración e insatisfacción de la necesidad.

 Todos los seres humanos tenemos necesidad de que se nos muestre afecto, de sentirnos queridos. Sin embargo, en los casos de las personas con las dificultades afectivas de que hablamos, sus necesidades en este sentido se van a expresar de manera inadecuada.

Esas necesidades afectivas inadecuadas se caracterizan en primer lugar por su carácter indiscriminado, indiferenciado, esto es: por la exigencia o demanda de afectos en todo momento y a cualquier persona, sin importar el grado de importancia o significación que esta tenga para el demandante. Como se aprecia, hay un mecanismo compulsivo de expresión de la necesidad afectiva. En segundo lugar, las necesidades afectivas inadecuadas se caracterizan por las respuestas de ansiedad y desamparo, que las acompañan, cuando estas son frustradas o no tenidas en cuenta  por no cualquier persona.

Estas necesidades afectivas inadecuadas tienen diversas formas peculiares de manifestarse, adoptando patrones complejos de comportamientos de actitudes como algunas de los siguientes:

  • Buscar de manera indiscriminada la aprobación y el afecto de los demás, mostrándose sumamente complacientes con estos.
  • Necesidad imperiosa de encontrar a una persona que se haga cargo de nuestra vida, que lleve el control o las riendas de esta.
  • Necesidad de ejercer el dominio y control sobre los demás, a toda costa.
  • Necesidad de restringir la propia vida, poniéndose límites muy estrechos y negándose.
  • Necesidad obsesiva de obtención de logros, pretendiendo ser el primero en todo.

Enfrentar estas inadecuaciones afectivas requiere, en primer lugar, la identificación de la presencia en nosotros de algunos de estos patrones de comportamiento o actitudes, así como la comprensión del papel que desempeña en nuestras vidas y cómo nos está afectando. Se requiere igualmente de la comprensión de las circunstancias familiares o de otras que dieron lugar a su surgimiento, y el lugar que ocuparon en nuestras estrategias defensivas, para la búsqueda de afecto, etcétera.

Por último, resulta necesario tomar conciencia de las situaciones actuales que activan estos patrones de respuesta y su relación con las situaciones originales que dieron pie a su surgimiento, la manera en que esto afecta nuestras relaciones con las otras personas y la expresión de nuestra afectividad.

Síndrome de Madame Bovary

La insatisfacción afectiva que lleva a la búsqueda de un amor romántico ideal, y con el sufrimiento existencial, frustración y resentimiento por la falta de reconocimiento social.

Madame Bovary es uno de los mitos literarios más influyentes dentro del imaginario femenino, hasta el punto que hoy se habla del llamado síndrome Bovary, vinculado a la insatisfacción afectiva que lleva a la búsqueda de un amor romántico ideal, y con el sufrimiento existencial, frustración y resentimiento por la falta de reconocimiento social. Según Mario Vargas Llosa, la rebeldía de Bovary es una rebeldía individual que violenta los códigos del medio. Es una especie de rebeldía fantástica.

Síndrome del “barril sin fondo”

La insatisfacción afectiva también denominada como el “síndrome del barril sin fondo”: hagas lo que hagas, ella o él siempre querrán más y mejor. Lo que guía la relación no es la alegría de que el otro exista, sino una profunda insatisfacción afectiva. Es verdaderamente angustiante sentir que no podemos llenar las expectativas de la persona que amamos, llámese pareja, padres o amigos. En realidad, si estás con una persona afectivamente exigente, no es que “tu amor” no le llene, sino que “ningún amor” le resultará suficiente. La idealización y la necesidad de saberse amados es tanta que jamás se llega al nivel esperado.

 En la mayoría de las personas con este estilo, la necesidad de ser amadas funciona como una espiral ascendente, típica de los trastornos adictivos: “Cada vez que me dan amor, confirmo que valgo la pena y soy un ser maravilloso; luego, cuanto más me amen, mayor será mi grado de satisfacción; por lo tanto, quiero más”. En consecuencia, si les falta la dosis de “amor” adecuada, saldrán a buscarla a otra parte. El mejor postor afectivo, el que más se desmadeje ante el encanto seductor del exhibicionista, será quien tendrá mejores opciones de conquista. Entre una relación apasionada que asfixie y una que libere, aunque la pasión no sea de película, algunas personas prefieren la segunda opción. Y para otros muchos es más importante la taquicardia y el arrebato, donde prime la sensación por encima de todo: enamoramiento, más que amor.

About these ads

16 comments

  1. Hola. Mi nombre es Dario, atravieso una situacion muy dificil, mi esposa me fue infiel con una lesbiana, dice que esta enamorada de ella y que la quiere, le he dicho que vuelva conmigo pero siempre me responde de que esta queriendo a esa persona, me he dado cuenta de que ella padece el sindrome de carencia afectiva. mi pregunta es si habra algo que pueda hacer para ayudarle? sirve en estos casos la psicoterapia? que me recmienda hacer?

    1. Hola Dario, enterarse de una infidelidad siempre es algo muy doloroso. La decisión de separarse es algo personal por lo que sea el motivo que sea el que ha llevado a tu esposa a querer separarse, es responsabilidad suya. En la fase inicial de una ruptura nos quedamos estancados en una mezcla de sentimientos intensos que necesitan ser atendidos. Seria interesante que te preguntaras como podrías aceptar la voluntad de tu esposa. No es posible borrar el dolor de lo que estas viviendo, pero si es posible asumir lo sucedido. Al corazón poco le importa quién tiene la culpa y el porqué ha sucedido, solo siente un dolor intenso por la ausencia de un ser amado. Reconocer lo inevitable te permitirá ser libre de elegir tu futuro. Gracias por compartir tu vivencia. Un abrazo

  2. Hola,leyendo sus articulos creo que he llegado a la conclusion de que mi esposo padece de ese sindome de carencia afectiva,hemos vivido juntos por ocho aos y en ese tiempo juntos el me ha sido infiel muchas veces,el siempre me dice que me ama y que no puede evitarlo,lo he perdonado porque lo amo pero esta vez que me fue infiel resulta que la chica quedo embarazada y dice que es de el,pero indagando con otras personas allegadas a ella me doy cuenta de que le esta mintiendo,y el de alguna manera lo sabe y esta aferrado en la bb es suya,y hemos tenido problemas por esa situacion,debido a su comportamiento me he sentido mal animicamente y creo que ya me harte de la situacion,pero aun asi quiero ayudarlo es el padre de mi hijo y mi amor por el aun sigue ah,no se de que manera yo pueda ayudarlo. Si el dice que se va a ir con la otra chica porque siente que le brinda mas amor y que no le reclama por nada,yo deje que tomara su desicion y si decide irse yo no voy a buscarlo nunca mas,asi lo ame y sepa que el me ama tambien,aun despues de tantas cosas y de tantas traiciones. Agradeceria sus consejos.

  3. Hola Joan,
    Muchisimas gracias por tu dedicación. Mi nombre es Chiara. En mi caso llevo unos dias investigando acerca de este síndrome y creo que me describe casi a la perfección. Mi padre me abandonó cuando yo tenía 3 años y me han contado que me pasé llorando toda la infancia. Aparte, mi madre ha sufrido el mismo síndrome por lo cual probablemente lo he aprendido de ella también. Creo tener localizados los motivos que lo desencadenaron, al igual que soy consciente de mis pensamientos, conductas y conflictos que derivan del síndrome y lo alimentan.
    Sólo me falta una cosa. Y es la solución. Existe alguna técnica de hipnosis que ayude a la superación del síndrome? o alguna herramienta de coaching? Mi intención es trabajarmelo yo sola sin necesidad de asistir al terapeuta. Cualquier recomendación sería increíble. Algún libro o texto, taller, terapia, ejercicios….. lo que sea. Creo firmemente en la superación de cualquier forma de pensamiento recurrente pero no sé aun como hacerlo.
    Muchisimas gracias de antemano.
    Hasta pronto!

    1. Hola Chiara,
      Gracias por compartir tu experiencia. Como bien dices, con los padres es donde aprendemos mejor a protegernos de no ser amados y aprendemos conductas que posteriormente reproducimos. Te sugiero un libro de Walter Riso que se titula “amar o depender” que podria ser de tu interes. Un abrazo y gracias por seguir el blog.

  4. Insatisfacción Afectiva – “Nunca es suficiente”, wow!!!! que manera de describir lo que en este momento estoy haciendo consciente, justo así me he comportado, vivido y actuado por mucho tiempo, hoy lo tengo claro porque es la causa de mis problemas frente a una persona con quien inicie una relación que definitivo acabó por alejarse, o alejarme, muy interesante el contenido, aun mas saber que hacer para mejorar.

    saludos

  5. Muy buenos días

    Mi nombre es Róger Rodríguez Ravelo, soy psicólogo de profesión y junto con una colega estamos realizando nuestra tesis doctoral en donde una de las variables es el Síndrome de carencias afectivas relacionada al bienestar psicológico y a la personalidad.
    En nuestra búsqueda por internet hemos podido ver que usted ha relizado algunos escritos en relación al tema. En tal sentido, se solicitamos su apoyo en la medida si tuviera información (bibliográfica o algún instrumento) o si supiera de alguien que se encuentre estudiando el tema que nos permita ahondar en el mismo y concluir el trabajo de investigación.

    De antemano le agradecemos por su tiempo

  6. Hola Manu, tus palabras me han hecho llorar, yo soy una de tantas personas que ha sufrido y sufre de las consecuencias de este dichoso mal, y no en primera persona sino como compañera sentimental de un enfermo, porque para mí, esto es una enfermedad, es la única forma de sobrellevarlo. Lo más importante es que vosotros os deis cuenta de que necesitáis ayuda y que no sólo sois vosotros los que sufrís, hacéis muchísimo daño a las personas de vuestro entorno, a veces irreparable…Te deseo mucha suerte, creo que vas por el buen camino, no te dejes vencer nunca y piensa siempre en los demás antes que en ti mismo. Saludos.

  7. hola agradezco profundamente tu dedicacion a este blog ya que me esta ayudando bastante a raiz de una pelea con mi madre me di cuenta de que nunca me quizo y nunca me va a querer por eso habla mal de mi y por eso siempre pone las necesidades de cualquiera por delante de las mias aunque sean minutos de su tiempo identifique mis sintomas hablo sin parar con gente q apenas conozco quiero siempre quedar como simpatica para que me presten atencion y siempre termino pareciendo una loca q los atiende en sobre manera. una vez identificado esto no puedo con el ultimo paso y no me animo a ir a un psicologo ya q mi madre se daria cuenta de esto inmediatamente y me rebajaria otra vez volveria a decir a quien la escuche q estoy loca no puedo salir de esto siento q ella me encasillo en un rol al que no pertenezco y tratando de agradar a la gente cona tenciones exagerada de las q en el momento no me doy cuenta terminan creyendole q estoy loca no se que hacer. siento q sus palabras me abren un camino que me llevara a salir de esto pero no se por donde seguir. gracias por todo.

    1. Hola Daniela,
      Gracias por tus palabras y tu confianza. Es interesante darse cuenta del mecanismo que nos obliga a estar atendiendo las necesidades de los demás, esperando que algún día nos sean satisfechas las nuestras. A este mecanimos de defensa se le llama proflexión. Me llama la atención que utilices la palabra “rebajaria” ya que guarda relación con el orgullo. Tal y como te explicaba antes la proflexión aparece como un mecanismo que nos aleja de PEDIR al otro, porque pedir es considerado como una HUMILLACIÓN. Al final lo que más cuesta pedir es el amor y algunas personas creen que satisfaciendo las necesidades del otro” sin ningún tipo de límite, les permite generar una deuda en el otro que cuando NO se paga, genera tal frustración que aparece el orgullo para no sentir el dolor.
      Un abrazo y espero que encuentres tu camino

      Joan Montero

  8. Estimado Joan,

    te agradezco este blog porque me ha servido un poquito más en la construcción de mí que estoy haciendo poco a poco.
    Durante muchos, muchos, muchos años, he estado viviendo en una actitud egoísta, ególatra, donde sólo importaba yo y nadie más, incluída la persona que más he querido nunca, a la que incluso se me olvidó tratar con cariño, educación y respeto. De igual modo, mi familia, mis viejos amigos….todo a raíz de la muerte de mi padre hace ya 10 años..siempre huyendo y nunca disfrutando de la vida y del amor.
    Hace un mes y medio dije basta, basta de esta vida sin valores, superficial, rodeada de drogas y bebida, que, sin ser en exceso, me estaba matando…comencé a ir a un psicólgo por primera vez en mi vida y cuando comenzaba a sentirme bien, ordenaba un poquito mi vida, esa persona tan especial se alejó un poco, me quiere, y le gusta cómo trabajo en mí, pero creo que tiene miedo, ahora está bien sóla y ha sufrido mucho por mí.
    Desde la última conversación que tuve con ella, no he vuelto a probar el alcohol, por supuesto nada de drogas, voy a nadar cada día, voy a apuntarme como voluntario para ayudar a niños con Síndrome de Down, leo cada día muchísimo para entenderme un poco más (MUY recomendable el libro “Hombre Light, una vida sin valores, de Enrique Rojas), he recuperado la relación fluida con mi familia, amigos, a los cuáles les he sido muy sincero contándoles qué me sucede…y ahora estoy aprendiendo a ser paciente con ella, puesto que me he dado cuenta de lo importantísima que ha sido y será en mi vida y me siento cada día más preparado para amarla como se merece, y como me merezco amar yo. Me ha pedido tiempo y espacio, pero no me ha cerrado la puerta, y aunque no es fundamental, me da fuerzas para el día en el que yo decida levantar el teléfono y vernos, y que ella aprecie en mí este profundo cambio que estoy experimentando en mí.
    Y lo mejor de todo, es que todo esto lo estoy haciendo tras tan sólo 3 sesiones con mi psicóloga (tb es especialista en Gestalt) y hasta el día 26 no vuelvo a verla…creo que va a alucinar!!!!
    ahora sólo me preocupa una cosa: que ella me dé una última oportunidad….antes pensaba que no dependía de mí…pero empiezo a no tenerlo tan claro…creo que, en parte, sí puede depender de mí.
    Un saludo,
    M.

    1. Hola Manu,

      Primero pedirte disculpa por la demora en mi respuesta. Muchas gracias por tus palabras y por tu confianza. Celebro que empieces a confiar en tu proceso y que seas tu el que te de la oportunidad de transformar tu vida.
      Un abrazo

  9. Quina por fa mirar-se dins d’un mateix… i quina satisfacció quan ho fas amb els ulls mig clucs i t’adones que entre moltes coses a millorar també hi han coses bones per gaudir-ne i compartir amb els qui estimes ;)

    1. Es ben cert això que diu… per la meva experiéncia m’ha calgut adonar-me’n de la meva insatisfacció afectiva per poder gaudir dels altres i tenir-los en compte. Gràcies per les teves paraules, Miriam que ressonen molt dins meu.

Los comentarios están cerrados.